Acupuntura para fertilidad femenina

Una señal de que se puede estar padeciendo un caso de esterilidad o infertilidad, es que tras un año de relaciones sexuales sin protección la pareja sea todavía incapaz de concebir o de llevar a término ningún embarazo. La propuesta por parte de muchos ginecólogos para contribuir a resoluciones de este problema ha sido la acupuntura para fertilidad femenina, cuya labor a pesar de parecer un procedimiento simple ha logrado solventar afecciones que otros tipos de tratamientos no.

¡Sigue leyendo este artículo para conocer más sobre esta valiosa información!

Es una técnica alternativa a la que un número creciente de parejas aspirantes a la paternidad recurren cuando presentan algún tipo de obstáculo fisiológico, o bien la utilizan como tratamiento complementario pues es un procedimiento completo y natural. Busca estimular la capacidad natural del cuerpo para curarse.

Se realiza mediante la inserción de agujas en puntos de acupuntura específicos. Antes las mujeres utilizaban solo la acupuntura como tratamiento de fertilidad único, pero con la generalización de la fecundación in vitro, cada vez son más las mujeres que combinan ambos tratamientos aumentando así los índices de embarazo de la FIV además de una notable mejora en su calidad de vida durante este periodo.

Posibles causantes externos de infertilidad

La infertilidad femenina puede deberse a problemas de alimentación, excesivo consumo de grasas y lácteos produce humedad que imposibilita la fertilización, a menudo este tipo de obstrucción se ve reflejada en las trompas de Falopio.

La exposición al frío (sobre todo durante la menstruación) también juega un papel importante en los factores de riesgo, debido a que los poros se encuentran más abiertos y penetran en el útero, convirtiéndose en frío interno, produciendo en ocasiones dolor.

Efectos de la acupuntura en la fertilidad

En Europa, 1 de cada 7 parejas presentan problemas de fertilidad, la acupuntura trata la infertilidad desde un punto más integral que la medicina occidental.

Los tratamientos de acupuntura no solo pueden reducir el estrés, sino que también han se ha comprobado que son capaces de aumentar el flujo sanguíneo a los órganos reproductivos. Es esencial para esto tener un revestimiento uterino saludable y así pueda facilitarse la implantación y el embarazo temprano. Las agujas de acupuntura permiten restablecer el flujo normal de la energía. Su misión está en ayudar a los órganos internos del cuerpo a corregir desequilibrios.

Las diferentes sesiones de acupuntura también utilizan combinaciones puntuales que pueden proporcionar equilibrio al sistema, que ayuda a regular los desequilibrios hormonales que causan períodos irregulares o disfunciones en la ovulación. Esto es importante puesto que la medicina china tradicional considera que lo que sucede en una parte del cuerpo repercute de alguna manera en el resto del cuerpo.

Minimiza los efectos secundarios y la acumulación de toxinas provocadas por otras terapias de estimulación. También contribuye a la relajación que es uno de los factores más influyentes, porque el estrés puede disminuir  las hormonas que intervienen en la fertilidad como es la progesterona y mantiene una actitud mental positiva durante el tratamiento.

La duración de estas repetidas sesiones depende del tipo de enfermedad o disfunción del paciente, por eso antes de iniciar a tratare con esta técnica es importante que un especialista genere un diagnóstico previo y diseñar un plan específico para tratar los problemas con eficacia.

¡Si te gustó este artículo visita nuestro sitio web para más contenido!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *